Inocuidad alimentaria y alimento inocuo: ¿Qué son?

La inocuidad de los alimentos se define como el conjunto de condiciones y medidas necesarias durante la producción, almacenamiento, distribución y preparación de los alimentos, para asegurar que cuando los ingerimos, no supongan un riesgo para nuestra salud, es decir, no nos provoquen enfermedades. De esta forma, podemos decir que la inocuidad alimentaria es la garantía de que un alimento no provocará un daño al consumidor.

La inocuidad alimentaria es uno de los cuatro pilares básicos de la calidad de un alimento, que se completa con las características nutricionales, organolépticas y comerciales del mismo.

Alimentos no inocuos

Muchas veces no somos conscientes, pero los alimentos son una fuente muy importante de exposición a los agentes patógenos que nos provocan enfermedades. Estos agentes patógenos son contaminantes alimentarios (enlace) y cuando se presentan en los alimentos a unos niveles inadmisibles, pueden provocar daños en la salud de los consumidores y representar una carga económica importante para el operador afectado.

Alimentos seguros, responsabilidad de las empresas alimentarias

Conseguir alimentos inocuos, es decir, alimentos seguros, es responsabilidad de las empresas alimentarias, tanto las que fabrican, transportan, almacenan o procesan de alguna forma.

En España, el nivel más básico y requisito mínimo que debe aplicar cada empresa alimentaria es el Sistema Autocontrol (enlace), pero cada vez más, se opta por Sistemas de Gestión de Inocuidad Alimentaria como la certificación ISO 22000:2018

Si necesita más información escríbenos y estaremos encantados de poder ayudarte.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies